El nuevo canto Comcaac III

Hugo Cabrera/Subterráneos


*Una nueva generación de propuestas musicales interpretadas en cmiique iitom


Saaps, Nación Comccac, Hermosillo, Sonora. 2 de abril 2021. La celebración tras la caminata por el desierto, en Saaps (Bahía dos amigos) está llena de color, cantos, abrazos venta de artesanías y comida. Se puede degustar el pan Seri, caldo de caguama, pollo frito, arroz, frijoles. Se ha instalado una carpa y un escenario, una planta de luz para los instrumentos eléctricos. Los ancianos cantan y los jóvenes bailan frente a ellos, pocos somos los extranjeros, los privilegiados de estar escuchando los conocidos cantos Comccac, que han valido diversas investigaciones sobre su poder curativo. Hay cantos para curar, para despertar, para pescar, para caminar, para celebrar, hablar de sus antepasados. Los pueblos de Desemboque y Punta Chueca reunidos ese 27 de marzo, dan muestra de como el canto tradicional se llena de elementos contemporáneos y dialoga con otras culturas, como el pop, el rock y el Hip Hop.


Hamac Cazzim es la banda más conocida de la comunidad, amplificaron sus cantos con instrumentos eléctricos y lograron un sonido muy parecido al punk rock, es fascinante ver a las señoras del pueblo bailar con los cantos de la potente banda liderada por “El Indio”, una banda que no solo ha logrado la aceptación de su gente, no solo se escucha y es solicitada en las celebraciones, en los transportes o en las casas, se puede escuchar su música a través de dispositivos. No podían faltar en tan peculiar celebración y ser el mayor atractivo de la noche de luna llena.


Zara Monrroy es otra exponente de los cantos Comccac, si bien no participa en la celebración, se hace presente y quizá su mayor atributo es haber explorado más allá de la comunidad y tener seguidores en todo México.


Sócrates presenta una propuesta interdisciplinaria, un joven abogado que gusta de la danza y la música electrónica, su propuesta va a la comunidad, pero trasciende el territorio. Si bien no se ha expuesto mucho, sorprende, sus movimientos corporales dialogan con el paisaje, el desierto, la luna, el sol. Las programaciones musicales generan ambiente electrónico y el cantar en su lengua, redondean la propuesta con misterio y misticismo.


Ary Romero y Hormiga, el aprendizaje del canto tradicional se puede, y se genera, es el caso de esta pareja, que además de trabajar en la pesca y recorrer el territorio, asimilan el canto tradicional y generan sus propias composiciones.


Lissandro Romero es versátil, carga una guitarra de “palo”, parte de la canción popular, sus composiciones se apegan a la melodía, a la armonía, sin grandes complicaciones pero, llena de la cosmovisión Comccac, mucha amabilidad y carisma.


Roco Pachucote y Rubén Albarrán se han acercado a la comunidad, la problemática del agua potable fue un primer motivo, de apoco, al involucrarse, la relación se ha hecho más fuerte. Rubén Albarrán ha conseguido donaciones de parte de la Fundación Hermes Music, llegaron batería, guitarras, violines, teclados. Roco está haciendo colaboraciones con Hamacc Cazzim y con Betsa Torres, otra gran voz de la comunidad e intérprete del canto tradicional, se espera el lanzamiento de videos musicales en las redes sociales, donde se aprecian estos trabajos conjuntos.


La cineasta Fernanda Galindo impartió un taller de composición de canciones a las niñas y niños, de ahí surgen composiciones que son del interés de Albarrán y se graban en un estudio de Hermosillo con el excelente músico Pavel López. Es Brianda Romero la niña que promete ser otra representante del canto Comccac.


Es tal la oferta musical local en la comunidad Comccac, que el tiempo no alcanza para que se presente Roco y Rubén Albarrán. Es cierto, en la Nación Comccac suceden cosas extraordinarias.