top of page

Voladores para San Isidro

En esta fiesta devocional se siembra un Palo Volador para pedir por lluvia


José F. Corte / Subterráneos



Papantla, Veracruz; 16 de mayo de 2023. Los Voladores llegan desde Papantla al municipio de Landero y Coss, antes San Juan Miahuatlan, Veracruz, para levantar un mástil y poder ejecutar esta danza.



Bajo la organización comunal por medio de las mayordomías se emprende esta fiesta devocional a San Isidro labrador, en su día el 15 de mayo, el principal de aquellos 10 Sanisidros es el señor Benito Hernández Casas, quien por devoción al santo y a la memoria de su hermano con el mismo nombre gestionó la producción de este ritual para pedir por lluvia y fertilidad. En este municipio cerca de Naolinco tenía más de 20 años que no se veían Voladores bajar en círculos por un mástil al son de la invocación. Lo que se pretende es generar una inercia de buenas prácticas entre las rancherías aledañas y ofrecer una danza difícil de observar en estas tierras altas, me comenta el señor Benito. Aunque el territorio tiene la agencia de municipio, es un lugar pequeño, con 1600 habitantes aproximadamente, un clima muy variable y un alto índice de migración hacia Chicago principalmente. La gente en su mayoría se dedica al ganado y a la lechería.


El árbol que fue donado, de la especie Liquidambar styraciflua, y sirve de mástil para el ritual, ya había sido escogido, cortado y trasladado con banda y cuetes hasta el terreno prestado por el otro mayordomo Óscar Gómez. Ahora seguía afinar el mástil de 22 metros para que tuviera todos los aditamentos necesarios y poder subir en él para lograr la bajada en espiral.



Antes de comenzar las maniobras de siembra del Palo Volador, se hacen los rituales de ofrenda para la protección de Los Voladores.




Bajo la dirección de estos 6 Voladores: Cayetano García Leal como caporal, Alfredo Cortes García, Camilo Méndez González, Jairo Yael Hernández García, Martín García Leal y Bruno Ramírez Santes; con la ayuda de un tractor de volteo y una retroexcavadora; más de 40 personas del mismo municipio; bajo la neblina, el frío y la mirada expectante de otros habitantes, se pudo levantar el mástil y realizar el Vuelo de prueba un día antes de la fiesta devocional.




Cuando ya se encuentra de pie el mastil se comienza con los sones y danzas de piso; después se persigna el primer Volador y comienza la subida de todos los demás.

A veces con neblina y a veces con sol, se realizan tres vuelos a lo largo de la luz del día, también Los Voladores acompañan a la imagen de San Isidro en la procesión correspondiente y realizan una danza de piso en el atrio de la Iglesia principal.





Al parecer, esta ceremonia ritual convocó la lluvia en estos días, ya que, al decir de los lugareños, “no había llovido anteriormente”. La expectativa por ver y tomarse la foto con Los Voladores quedó satisfecha, así como la intención de Don Benito de “hacer algo diferente culturalmente para la fiesta”. Esperemos que esta buena sinergia acompañe la cosecha porque “no a cualquiera le llueve en su siembra”.






***

Visita nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y TikTok



コメント


bottom of page