top of page

Lennon y Brecht: Mirando las ruedas

Rodrigo Farías Bárcenas / Colaborador Subterráneos

La mirada de dos poetas sobre la metáfora del cambio de rueda en la vida

Ciudad de México a 24 de noviembre de 2022. John Lennon se retiró de la industria del disco en 1975. Reapareció en noviembre de 1980, cuando sacó a la venta Doble fantasía. En ese entonces concedió a Playboy una larga entrevista en la que habló abiertamente, como era su costumbre. Cuando el reportero David Sheff le preguntó qué había estado haciendo durante su retiro, Lennon respondió: “Cocinando pan y cuidando al bebé”.


Esa repuesta no era una de las típicas ironías de John, quien en realidad adoptó el papel de “amo de casa” durante ese lustro que permaneció alejado de los estudios de grabación. A partir de 1972, luchó legalmente contra las autoridades migratorias de Estados Unidos, que no le permitían residir en ese país por considerarlo un músico subversivo, en especial por su oposición al gobierno de Richard Nixon que sostenía la guerra contra Vietnam. Lennon logró que se anulara la orden de deportación que había en su contra en octubre de 1975.


Fue cuando se retiró no sólo del ambiente musical sino también de cualquier otra actividad pública. Doble fantasía es el último de sus discos. El tema principal es la relación amorosa, su vida en pareja con Yoko Ono. Esta catorcena de canciones incluye una pieza que muestra el modo de pensar de John Lennon una vez que éste decidió abandonar por completo el estereotipo de estrella del rock. “Mirando las ruedas” es una declaración de principios hecha canción:

“La gente dice que estoy loco haciendo lo que hago. Me dan toda clase de avisos para salvarme de la ruina. Cuando les digo que estoy bien me miran un poco extrañados. Seguramente ya no eres feliz ahora que ya no estás en el juego. La gente dice que soy un vago soñado siempre con mi vida. Me dan toda clase de consejos con el fin de instruirme cuando les digo que me la paso bien mirando sombras en la pared. ¿No hechas de menos los buenos tiempos chico? Ya no eres un hacha”.1


Convencido de la validez del pacifismo, Lennon se apartó de las ideas radicales que sostenían, por ejemplo, Jerry Rubin y Abbie Hoffman, líderes del Youth International Party. A la larga, la actitud del compositor hacia la sociedad cambió de la acción (activismo) a la contemplación (reflexión), apartándose de la nociva exposición mediática y de la meritocracia que implica la fama, pero sin renunciar a la propia creatividad y productividad como compositor. “Mirando las ruedas” testimonia ese cambio de perspectiva. La rueda, como símbolo del universo, del mundo, es también un símbolo del cambio, del devenir social.


“Sólo estoy aquí sentado mirando cómo giran y giran las ruedas. De verdad que me encanta verlas rodar: Ya no monto en el tiovivo. Sólo tuve que dejarlo ir. La gente hace preguntas perdidas en confusión. Yo les digo que no hay ningún problema. Sólo soluciones.”


En 1953 Bertolt Brecht escribió un poema en el que aparece el mismo símbolo, titulado “El cambio de rueda”. La serenidad de Lennon en “Mirando las ruedas”, contrasta con la impaciencia por el cambio que muestra el ser que reflexiona en el poema de Brecht:

“Estoy sentado al borde de la carretera, el conductor cambia la rueda. No me gusta el lugar de donde vengo. No me gusta el lugar a donde voy. ¿Por qué miro el cambio de rueda con impaciencia?” 2


Jonathan Cott, en una entrevista realizada el 5 de diciembre de 1980, preguntó a John Lennon a propósito de la canción que nos ocupa: “¿Qué son esas ruedas?”. Lennon, sin saber, por supuesto, que sus propias ruedas se detendrían para siempre tres días después, respondió: “El universo entero es una rueda, ¿no? Las ruedas dan vueltas y vueltas. Sobre todo son mis propias ruedas. Pero, ya sabes, observarme a mí mismo es como observar a todos los demás (...). Lo más difícil es enfrentarse a uno mismo. Es más fácil gritar ‘Revolución’ y ‘Poder para la gente’, que contemplarse a uno mismo y tratar de ver qué es real en tu interior y qué no lo es, cuanto tú mismo te bajas el sombrero sobre los ojos. Eso es lo más difícil”.


Socráticas palabras lennonianas.


1 John Lennon: Canciones. Editorial Fundamentos, 1982, traducción de Alberto Manzano.

2 Bertolt Brecht: Poemas y Canciones. Alianza Editorial, 1978, traducción de Jesús López y Vicente Román.


***

Visita nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y TikTok



Comentarios


bottom of page