Edith Sánchez: el blues es lo mío

Ildefonso López/Subterráneos

Puerto Escondido, Oaxaca. 09 de Diciembre de 2021. El ingrediente que le hace falta al blues lo encontré con Edith Sánchez Brindis; con una descarga de sensualidad, que pocas veces se escucha, pero es muy recurrente en la canción popular mexicana que me remitió a esa canción tan oscura: “Vendo Placer”, tema de la película la Mujer del Puerto de 1934, si a esa sensualidad le agregamos la guitarra de Roberto Prieto, la armónica de Martín Páiz, tendremos un buen bourbon como el Southern Comfort.


Dice que la Ciudad de Oaxaca le dio la luz, lugar cósmico donde encontró la inspiración para cantar y en un sueño obtuvo la fórmula mágica de un shampoo para el cabello que ha sido su sostén económico.


¿Por qué eliges el blues?


“Me identifiqué mucho, nací en estado depresivo (risas) no reaccioné, me dieron respiración artificial y me hicieron reaccionar. Las primeras veces que escuché blues fue cuando era niña, porque a mi hermano le gustaba BB King, Led Zeppelin, hasta Three Soul in my Mind. Toda la música contemporánea nace del blues, es el padre de todos los géneros”


“Entré a unos cursos de música, donde conocí a una chica, le gustaba mucho el blues, me enseñó unas canciones de Real de Catorce y me enamoré, se me hacía fácil cantarlo, poco a poco, empecé a conocer a más cantantes de blues clásico a Etta James, a Koko Tylor soy fan de ella, me gusta Tina Turner, Janis Joplin. Empezó mi búsqueda y me cautivó el blues ¡de aquí soy¡ En general me gusta toda la música, pero donde vibro, donde yo siento que es todo; es el blues, es todo sentimiento, es todo el dolor, que todos hemos experimentado, toda la historia que tiene el blues en el dolor de los esclavos, todos en un momento dado tenemos una etapa de dolor, y eso me envolvió. Me siento identificada con el dolor”.


¿Cuándo empiezas a cantar de manera profesional?


“Empecé en el 2009, cuando regresé de Oaxaca formé la banda, quería entrar a estudiar porque no tengo la formación musical, fue un mal de oído, estaba perdiendo audición y dije; sino lo hago ahorita, porque fue mi sueño desde los cinco años, ya no lo voy hacer, entonces empecé a buscar músicos y me encontré a Ramón Alamillo, y le comenté, quiero hacer una banda de blues y me dijo: yo ahorita estoy en una, si gustas nos puedes ir a ver en un ensayo; y fui, la banda sonaba muy padre, ahí conocí a Roberto Prieto, a Jhonatan López, luego invité a David Pedraza de la Serpiente Elástica, me dijeron:— vamos a ver como se escucha—, me dieron ahora sí que la patadita y ya después buscaría a mis músicos ¡pero no! si nos gustó a todos y al público, empezamos a tocar a finales del 2009. En el 2010 anduvimos en bares y ahí surge la idea de grabar un disco”


¿Por qué te fuiste a la Ciudad Oaxaca?


“En ese tiempo era un poco nómada y me gustaba andar por todos lados, me ofrecieron un empleo, en el cual no me quedé, me gustó mucho la ciudad, empecé a buscar trabajo allá y lo encontré en la “Nueva Babel”, entré de mesera, ahí conocí a muchos músicos, entre ellos a un trovador, al que le decía quiero cantar, y él me contestaba: un palomazo. Como llegaba los lunes, le dije: vamos a cantar, yo no cantaba trova, entonces me decía: “la de Oye Cantinero”, un día cuando me animé a cantar, solo había un extranjero en una mesa; ¿Cuál fue mi sorpresa?, que era el armonicista suplente del Tri cuando va a los Estados Unidos, aunque su profesión es ser periodista, empezó con la armónica,¡¡no, no, me quedé impávida!!


“Oaxaca para mí, fue el lugar donde empecé a realizar mis sueños, en la “Nueva Babel” conocí a tantos músicos, fuimos muy buenas amigas con Irene, aunque ya se regresó a Holanda, ella fue una de las personas que me motivó mucho a cantar”.


“Recuerdo que la primera vez que canté en público fue en corredor turístico, en Santo Domingo el día Internacional de la Mujer un 8 de marzo, con todo el miedo del mundo canté: “Oye Cantinero”, “María Sabina” y una de Alejandra Guzmán, la gente me aplaudió bastante, fue demasiada mi emoción pero también estaba muy nerviosa, para mí fue el inicio de este sueño de cantar”


“Empecé a tomar cursos a mi regreso a Puebla porque quería estudiar, no entré a la universidad formalmente, sino a cursos, pero siempre direccionada al blues”.


Las aportaciones


“Me gusta mucho la música por su expresión, aunque sean estándares, pero lo que quería era hacer Blues en español, que toda la gente me entendiera y cuando entro a esta banda, la mayoría decía: es como si un mariachi cantará en inglés. Teníamos que aportar, porque es más sencillo imitar, pero a mí me gusta dejar algo propio en cada interpretación, porque nunca vas a ser Janis Joplin, nunca vas a ser alguien más, vas a ser siempre tú ¿entonces qué aportas?”.


“El nombre que elegí inicialmente era Southern Comfort, un Bourbon famoso en Estados Unidos, lo bebían todos los bluseros y rockeros, cómo Janis Joplin, Jimmy Hendrix, Jim Morrison directo sin rebajarlo. Janis Joplin tiene una portada con esa bebida, es un bebida dulce pero bastante pegadora, me gustó mucho el nombre, siempre que nos presentábamos nos preguntaban ¿por qué del nombre? ¿qué significaba? les explicábamos, era una forma de interactuar con el público, hasta que un día decidí traducirlo, me suena a norteño pero cuando saben que es blues el Confort Sureño, es lo mismo, es una banda de blues y vamos a cantar en español, y empezamos con esa idea.


En el 2009 grabaron su primer disco


“En este primer disco hay cuatro canciones en inglés que no canto, canta dos el bajista y dos el guitarrista, canté tres, ahí me estrené como autora escribí mis canciones y las canto en español”.


¿Cuáles son tus temas recurrentes?


“Son experiencias propias, me gusta mucho lo sexi en el blues, la de ‘Iré buscando’, es una vivencia, cuando encuentras el amor y no se queda contigo, hay momentos en que buscas a la misma persona en las siguientes relaciones. ‘Dr. Heart’, habla de una desilusión y que yo era una persona pura del corazón, ‘Por tu blues’, es una canción muy sexi habla de una relación, que te motiva mucho, que te tiene muy prendido, ahora me están interesando otros temas, no sabía que se me facilitaba escribir”.


¿Este primer disco se puede conseguir aun?


“De este disco se sacaron mil copias, tuvimos muchos inconvenientes; no nos gustó y nos cambiamos de estudio, tardaron como un año en entregarnos el disco y la banda se desintegró, ya no presentamos el disco, lo tengo disponible, si alguien quiere obtenerlo, lo puede hacer a través de la página de Facebook: “Confort Sureño blues band”.


¿Cómo se revitaliza Confort Sureño?


“Estoy muy emocionada porque llegaron a la banda personas muy especiales. Después de que se desintegra el Confort Sureño en el 2005, ya no quería saber nada de la música; me puse a trabajar en mi negocio, pero me hacía falta algo, dije: no puedo, necesito cantar, empecé a buscar músicos, pero no se quedaban, hasta que un día me llamó Roberto Prieto y me comentó que ya sabía que andaba cantando otra vez, le dije que quería hacer un segundo disco, le propuse que me apoyara y acepto”.


“En este medio y con el paso del tiempo me di cuenta que Roberto Prieto es uno de los mejores guitarristas de blues en Puebla, para mi es un honor que esté en la banda, es tan pulcro en todo, es una persona que me ayuda mucho; a sacar lo que hay, lo mejor de mi, entonces me estoy sintiendo en el mejor momento; llega el Confort Sureño a tener integrantes muy dispuestos con muchas ganas y sobre todo que les encanta el blues, el grupo quedó así: en el bajo, Yamir Márquez Villanueva; en la armónica Martín Páiz y Alfonso. Vamos a hacer algo interesante, no sé si se escucha presuntuoso”.

¿Cuál es la nueva propuesta?


El primer disco fue una versión de blues muy moderno, no era lo que quería, a mí me encanta el blues clásico y las propuestas de Roberto Prieto me encantan. Estoy muy contenta, pienso que si quieres llegar a lo que te gusta, tienes que picar piedra, tienes que ser constante, seguro habrá un momento en el que llegará la gente adecuada, estoy muy contenta.


¿La constancia valió la pena?


“El blues es lo mío”.


Planes:


“A pesar de las limitaciones estamos trabajando, empezamos un poco tarde por lo del COVID, pero ya estamos con todas las pilas. En un tiempo solo nos veíamos esporádicamente, por la composición de las letras, la música ya está, pero aún así nos falta trabajar un ratito, afortunadamente ya tenemos invitaciones, para empezar a tocar, Es lo que todos queremos. Vamos a hacer videos para promocionar en nuestra página”.


Algo más


“Hay gente que no conoce el blues, vale la pena seguir dándolo a conocer para que la gente tenga más opciones de escuchar más géneros y de cultivarse también, pues hay géneros como el reggaeton; yo respeto pero ¿Qué están aportando? Aunque bueno en gustos se rompen géneros. Si me gustaría que mucha gente se entere del blues, eso me gustaría”.