Zumaya librería, un acto de fe

Hugo Cabrera, Flo, Cristóbal /Subterráneos


Puebla, Puebla; 22 de abril, 2020. Uno pensaría que emprender un negocio en Pandemia es arriesgado, sumarle que emprender un negocio que tenga que ver con la lectura, y en México, sería casi una locura, parece que Sergio Zumaya, no piensa lo mismo, ya que recién abre una librería y espacio cultural, a la que nombró: Zumaya Librería y Centro Cultural, en 3 sur 710, esquina 9 poniente, en la ciudad de Puebla.

“Pienso que sí, es un riesgo pero que también es un acto de fe, y en eso se parece a la vida: en que lleva sus dosis de miedo, de esperanza, de cautela y atrevimiento, y eso es lo que hace avanzar, yo siempre he creído en las palabras pero mucho más en los actos y creo que hoy en día, cada persona que se atreve a apostar a que esto va a mejorar ayuda precisamente a que mejore. Mi apuesta es aguantar y que un día esto sea un centro de reunión y expresión”, comenta el también escritor, en una entrevista.

Sergio Zumaya se ha involucrado en la literatura, ganador en dos ocasiones del Concurso de Cuento de Rock de Subterráneos, se ha vinculado el género con el cine, el teatro, la música, parece que también así será en este espacio físico. “Lo considero una consecuencia inevitable. Hoy me doy cuenta que todo lo que dejé a medias, que todo lo que perdí, los caminos que tergiversé y los tiempos que me ahorré o adelanté fueron necesarios para llegar aquí, al lugar concreto de mis sueños. No era una mujer mi destino, no era una película, no era un libro: era una librería con libros que entran y salen, con personas que vienen y van, actores que llenan y vacían el escenario y películas que encienden y apagan la pantalla”.

Todo proyecto tiene un camino a seguir, un objetivo y metas, Sergio dice: “Yo quiero que crezca, me imagino, sí de imaginar se trata, que los libros, como los conejos de Cortázar, se multiplican y declaran casa tomada. Me imagino que un día no tendré dónde ponerlos y que la vida no me alcanzará para leer todo lo que se me antoje y pase por mis manos, pero entonces habrá muchos lectores que me ayudarán a ello. Muchos amigos que llegarán como un libro abierto y se llevarán algo o me dejarán algo. Eso me imagino. Que la librería es y será un lugar en el que conoceré libros y seres interesantísimos”.

Todo espacio físico requiere recursos para funcionar ¿Cómo resuelves el ideal con las necesidades concretas de un negocio?.

“Aún estoy en vías de saberlo, el libro es un ente muy noble, en una librería de compra venta, o librería de viejo pasan milagros cada día, pero quitándole lo poético, rentar en el centro es carísimo; yo siempre he dicho que la gente sí lee en México nada más que no quieren presumir, somos modestos, como el clásico artista que dice: pues escritor no soy... aunque escriba, yo creo que si combino la literatura con el cine el teatro y demás artes que he penetrado o rozado por encimita puede resultar negocio. Mientras más gente se involucre más negocio será. Yo creo que el mayor activo que tiene ésta librería es el talento de mis amigos que quieren hacer algo aquí”.

Parece que al final, la literatura convoca, y se está forjando un espacio con identidad ¿Qué te gustaría representar en este espacio?

“Me gustaría representar un espacio de reunión, un santuario, un puerto, un lugar al que llegas para sentirte a salvo, a gusto, donde hayas respuestas y más preguntas, y amigos. Quiero un negocio sí, pero también quiero que la identidad sea la de una sala de lectura, la de un lugar al que puedes ir sin dinero tomar cualquier libro y sentarte a leer. Como dice cierto libro por ahí: lo demás se dará por añadidura si éste lugar tiene corazón.

“Sólo me queda agregar que los esperamos en Zumaya Librería y Centro Cultural, vengan a comprar, a vender, a platicar, a proponerme obras de teatro, presentaciones de corto y largometrajes, vamos a hablar de negocios y de sueños y proyectos”.

El contacto para quienes quieran usar el espacio es: 2221390903 con Sergio Zumaya

https://www.facebook.com/zumayalibreria