El rock poblano tiene Casa Yonki

María Villatoro/Subterráneos

Casa Yonki nace, oficialmente, como sello discográfico, en el 2018 cuando produce y lanza el disco “Tormenta”, de Iván García y Los Yonkis

Puebla, Puebla; 22 de julio 2021. Dos años desde que Carlos Iván Carrillo, ha destacado en la producción musical y digital de artistas de la escena alternativa local, siempre con la intención de documentar y dejar testimonio de todo lo que ha convertido a la Ciudad de Puebla en un foco importante del Rock Mexicano Independiente y de la Canción de Autor Contemporánea Mexicana. El 26 de junio de 2021 se inauguró el nuevo espacio de uno de los estudios de producción y distribución musical más sólido de la ciudad: Casa Yonki.


Iván Carrillo, “El Carri”, nos habla de cómo surge este proyecto, cuál es su propuesta, y discurso, así como de todos los proyectos que vienen para éste sello discográfico, orgullosamente poblano.


Toda historia tiene un principio.

Casa Yonki nace, oficialmente, como sello discográfico, en el 2018 cuando produce y lanza el disco “Tormenta”, de Iván García y Los Yonkis. Sin embargo, la historia de esta casa productora nos remite al 2010, cuando un estudiante de preparatoria, ya enamorado de la música, se interesa e inicia en las actividades de producción digital, situación que le hace decidir ingresar a la Licenciatura en Audio y Producción Musical y poco a poco, ir adquiriendo equipo para montar un estudio de grabación que sería la primeria piedra del proyecto.


“Siempre estuve interesado en la buena música y más que en ser músico, en la producción musical. Desde luego, para ser un buen productor musical, y para saber de música, primero debes ser también un buen músico porque eso te permite saber los requerimientos para montar un estudio, con todo lo que requiere, para que en realidad sea creíble que estás tomando en serio a la música y a los artistas”

Desde entonces, 2010, Casa Yonki, si bien era un espacio pequeño, era ya un espacio acondicionado acústica y tecnológicamente para gestar productos de calidad que conjugaran todas las herramientas digitales que permiten potenciar y amplificar las posibilidades de una grabación con los requerimientos técnicos “tradicionales”, casi “académicos”, que un buen estudio musical debe tener. De esta manera se produjeron discos de bandas poblanas como Beast Light (metal) y Moon Display (Indie) así como de artistas icónicos dentro de los que destacan el disco “Espantapájaros”, de Iván García, en el 2012.


“Empecé a comprar el equipo poco a poco, de entrada, una buena computadora, una buena mezcladora, una buena interface, programas adecuados y modernos, tener instrumentos musicales, etcétera. Con el paso del tiempo, se fue acondicionando cada vez más nuestro espacio para ya no sólo contar con calidad en cuanto a herramientas sino también en calidad acústica. Esa es la diferencia entre los tantos ‘estudios caseros’ y estudios profesionales. Como músico agradeces que cuando vas a grabar a algún sitio dicho lugar te haga sentir que toman en cuenta, y en serio, tu arte”.


Conjuntando su experiencia como músico, melómano y productor musical, “El Carri” fue puntualizando en la necesidad de que, más que un estudio de grabación, Casa Yonki fuera todo un sello discográfico. Un sello que pudiera integrar y complementar las producciones con conceptos de arte y diseño, producción audiovisual, difusión en medios e, incluso, añadir otras áreas de producción como la literaria. Dicho de otra forma, había la necesidad de ofrecer mucho más que un producto bien hecho. Era necesario ofrecer todo un concepto, integral y contundente, con un discurso y con una línea definida.


“Parte importante de la profesionalización, fue comprender que hay que delegar y tener gente experta que haga todo aquello que no es ‘lo tuyo’, es decir, muchas veces como productor eres en el proyecto además el músico, el diseñador, el representante, el encargado de los medios y demás, cuando esa tarea debe estar en manos de quienes se dedican exclusivamente a eso. Sólo así garantizas que la obra esté cuidada, por todos los flancos, y que haya detrás todo un concepto artístico”.


Así fue como Casa Yonki conjuntó el talento y la creatividad de Israel Díaz, “El Chaca” quien tomó el timón del diseño artístico, digital y la ilustración; la calidad y solides de Cesar Hernández en cuanto a la producción de foto, video y medios audiovisuales y la experiencia innegable de Alejandro Carrillo, editor y encargado de la publicidad y los medios. Como materialización de tan atinado equipo aparece el disco “Tormenta” y desde entonces otras producciones, no sólo musicales, que han hecho de Casa Yonki un ícono y referencia de la cultura rock alternativa de la ciudad.


Dentro de las producciones no musicales, pero si relacionadas con el discurso del rock, está la estrecha colaboración la revista SPUTNIK que, se puede decir, es un brazo de Casa Yonki enfocado a la literatura y cultura en torno al rock. Prueba de ello es la antología literaria: "La Ciudad de los Ahorcados", que recopila poetas y escritores que abordan la temática, nada sencilla, del suicidio y la muerte, y que en conjunto con Casa Yonki ofrecieron podcast con lecturas de los textos contenidos en dicha antología con lecturas hechas con los mismos autores, que cabe destacar, provenían de diversos estados de la República Mexicana.


Y la bandera del sello es vela negra, se llama Rockanrol.

Al ser un sello ya consolidado, es de esperarse que Casa Yonki tenga una línea y un discurso claro que lo diferencia y marca. En palabras del entrevistado, ésta línea es clara y es el rockanrol.


“Existe una línea y un discurso claro que es el rockanrol, con todo lo que implica. Esa bohemia, esa fiesta, esa extravagancia, ese hedonismo, que se puede percibir como excesivo e irreverente. No estamos negados a otro tipo de género o propuesta musical, pero si estamos determinados a mantenernos en todo aquello que flota alrededor del rock. Otro trazo, muy marcado, es nuestro interés como sello en visualizar, promover y documentar lo ocurre en la escena alternativa de Puebla, que es bastante y ha creado ya un foco escénico a nivel nacional”.


Basta con echar un vistazo a las producciones musicales y a los artistas que han colaborado y se han albergado en Casa Yonki para convencerse de la ruta que lleva éste sello discográfico pero, además, algo que, en lo personal, me parece estupendo, es que el compromiso no sólo es con un discurso filosófico que implica la actitud de “rollinga” sino además el rescatar, dentro ésta vorágine de modernidad y plataformas digitales, la importancia del disco físico a manera de auténtico arte objeto. Si bien, hoy en día Spotify, iTunes, Apple Music y demás, son la vía más utilizada para escuchar música, dentro del rock y nostálgicos, la importancia de tener y disfrutar de un disco físico sigue siendo imprescindible.


“Para nosotros es importante mantener el disco físico. Pretendemos ser un sello de culto y esto implica rescatar la tradición del disco con su booklet en donde puedes apreciar el concepto total de la obra. El disco no es sólo un conjunto de canciones colocadas aleatoriamente. Implica toda una historia que se conforma de las fotos, las letras impresas, el arte visual y todo aquello que no se escucha. La labor de no dejar morir al disco físico es, justamente, de las casas productoras.”


Sin duda, el tema de la digitalización del material discográfico causa interés y polémica entre todos los personajes involucrados en el tema de ese maravilloso producto llamado “música”. Si bien las plataformas digitales ofrecen una masificación, promoción y distribución inimaginable de las obras, con ello se corre el riesgo de caer en productos globalizados que pierdan, en gran parte, identidad y personalidad ante la necesidad de satisfacer estándares “universales” cada vez menos exigentes y más genéricos. Casa Yonki, sin duda, está muy alejada de tales desenlaces, sin embargo, busca darle uso adecuado a las plataformas, esto es, obtener a partir de ellas datos certeros sobre estrategias de difusión, estrategias e innovaciones de producción y, claro, la posibilidad de potenciar el alcance de los productos.


“No puedes estar fuera de las plataformas, pero no puedes basar toda tu proyección en ellas. Las plataformas pagan poco y es un pago que no se ve de manera inmediata, pero te da pauta para saber, por ejemplo dónde tienes más seguidores y establecer la ruta de una gira o bien llevar tu obra a lugares donde no hubieras sospechado. El punto está en estar en ese mundo globalizado, sin pertenecer a él”.


Habemus Casa Yonki y para un buen rato.

Respecto a los proyectos que se han desarrollado y consolidado dentro de Casa Yonki tenemos, además de la producción discográfica, material audiovisual y contenido, interesantísimo, de cultura musical y literaria local, nacional e internacional.


“Sesiones colocadas”: grabaciones en formato audiovisual de artistas locales interpretando, de manera “encuerada”, alguna de sus canciones con el fin de documentar formatos acústicos que resalten la canción como tal y la esencia del cantautor. Se realizó en este 2021 una primera temporada, la cual fue muy bien recibida por los asiduos a la música de la escena local, que contó con Nono Tarado, Gary Espíndola, Cesar Alejandro Olvera, Rocko Arroyo, Diana Lara, Pacomostro Muñoz, entre otros, como elenco artístico. En éste 2021 se estrenará la segunda temporada, con nuevos formatos y más nutridos, cuyo primer episodio corre a cargo de Iván García.

Aunque tu no lo sepas”: Sesiones que incluyen charlas y mesas de trabajo con músicos de talla nacional e internacional cuyo objetivo es hacer un análisis sobre todo lo que implica la producción musical y, de la mano de Sergio Martínez (escritor hidrocálido), desmenuzar además obra letrística de las canciones. Dicho proyecto se estrenó hace un par de meses y contó con un primer invitado “de lujo” pues fue el cantautor madrileño Ismael Serrano quien diera el banderazo de salida para este extraordinario proyecto.


En cuanto a los proyectos, netamente, de producción musical se encuentran la producción de “El recreo de los gallos”, tercer material discográfico de Pacomostro Muñoz, que contará con la colaboración de varios cantautores icónicos del movimiento rupestre y el rock mexicano, del cual ha salido ya el primer sencillo y un primer video (disponible en el canal de Youtube de Casa Yonki) y del que se estima salga a la luz a finales de este 2021, así como del nuevo material discográfico del cantautor de trova contemporánea Pablo Delo, del cual anda ya circulando en redes el primer sencillo titulado “Volvamos a la vida” y que, de igual manera, saldrá a la luz en este 2021.


En cuanto a la línea editorial, si bien Casa Yonki ya se había dado a la tarea de haber realizado podcast con cada uno de los escritores de la antología literaria “La Ciudad de los Ahorcados”, ésta vez viene la producción de una segunda serie que, al igual que la primera, generará capítulos de lecturas “a viva voz” con cada autor de la nueva antología literaria de Agujero de Gusano: “Resaca” que, sin duda, abordará temáticas oscuras, incisivas y muy transgresoras, como lo fue el tema la muerte y el suicidio en la antología previa.


Dentro objetivos fundamentales de Casa Yonki, se encuentra como punto primordial, el trascender como herramienta de la música independiente en Puebla que tenga la habilidad de incluir la mayor cantidad de disciplinas artísticas posibles, manteniendo siempre la línea certera del discurso del rock, y todo lo que flota a su alrededor, junto con la consigna de mantenerse como un sello de culto, orgullosamente poblano.


Dentro de los objetivos futuros está, desde luego, crecer como sello y seguir nutriéndonos para abordar otros aspectos de la producción audiovisual como videos musicales y documentales. Me encantaría poder trabajar con gente que admiro pero, sobre todo, sería genial estrechar lazos entre todos los actores de la escena local para hacer colectividad y hacerla crecer. La escena en Puebla es muy nutrida y va para más. Hacer sinergia para lograr un foco escénico que haga voltear los ojos a esta ciudad”.


Ahí tienen un poco de la historia, misión y visión de éste sello discográfico que, a base de constancia, perseverancia y profesionalismo, ha logrado consolidarse como un referente de la contracultura del rock en Puebla que tiene por objetivo no sólo generar productos de altísima calidad sino también, dejar claro que todo proyecto debe tener una convicción, una personalidad, un discurso y un espíritu inquebrantable, a prueba de todo lo que implica navegar a contra corriente apostando lo propio para construir un buque, de vela negra, que sea bandera de todos.


Me despido con una frase que vino a mi mientras redactaba este reportaje: “El artista es el loco que gracias a su demencia, a su incapacidad de adaptación, a su rebeldía, ha conservado los atributos más preciosos del ser humano” – Ernesto Sábato -


No deje de visitar y echar un vistazo a todo el contenido disponible de Casa Yonki en las distintas redes sociales (Facebook e Instagram) así como suscribirse a su canal de Youtube.


https://www.facebook.com/CasaYonki


https://www.instagram.com/casayonki/?hl=es-la