Ciudad Soledad, soundtrack para la ciudad

Hugo Cabrera/Subterráneos

Puebla, Puebla; 18 de enero de 2022. El disco compacto Ciudad Soledad de Iván García y los Yonkis se presentó de manera virtual en el año 2020, en plena pandemia. Las redes sociales y las plataformas digitales no son la principal forma de difusión de la banda; prefieren sacar un disco conceptual de 13 tracks, no sencillos, y los conciertos presenciales que los streamings. Iván se describe como un treintañero que pasa por un momento de cambio y para platicar de lo que será la presentación "en vivo" de su nuevo disco, el próximo viernes en el Beat 803, lo hace al aire libre, en la ciudad, en lo que ha convertido en una especie de sala de juntas, el Paseo Bravo.


“Me gusta que sea un disco que inspire ponerte audífonos y salir a dar el rol por la ciudad, que no lo dice específicamente, pero que cada rola te remita a sus calles. Ahora que fue la pandemia y que me asomé a la ciudad, se veía hermosa vacía. Me agrada tener un sello distintivo del ser poblano, hasta me sumé al equipo de fútbol. Soy un poblano orgulloso, creo que el público poblano es grande, creo que hay muchas propuestas musicales, pero creo que lo que hace falta son canciones. Hay mucha música, pero poco trabajada”. Apreciaciones de Iván García, reconocido como uno de los cantautores referentes en Puebla.


Gato


“Quiero salir a la calle con la luna en ascenso, buscarte en las sombras de los bares del centro, salir a la calle como gato sin dueño”


En Ciudad Soledad las letras son trabajadas, frases memorables que hacen que el público las repita en éxtasis mientras observa atento a García, quien comenta sobre sus composiciones: “Me parece que son procesos, épocas, los artistas pasamos por facetas, en pandemia compuse mucho, parece que también se refleja la edad, no solo en mi, lo veo en otros compositores. Estoy pasando por procesos personales. No hay una cúspide en mi manera de escribir, el Dylan joven, el Bowie joven, son exaltados. Las rolas clásicas de mi repertorio las hice a los 20 años. No creo que exista una cúspide en la forma de escribir, yo sigo componiendo y escuchando música nueva. Los grandes compositores siguen sacando cosas nuevas. Yo creo que son momentos y épocas, amalgamas, estilos, estamos pasando por una forma de hacer rolas y después quien sabe que suceda. Hablé mucho en este disco sobre las relaciones tóxicas y es una imagen muy poética y romántica. Yo crecí leyendo a Becker y Bayron, es muy complicado que me aleje de esos personajes. Morir en el límite, en la raya, tener un amor destructivo, caótico, eso intento reflejar”.


La Loca


“Tus historias son muy tristes, para una ciudad alegre. Porque de donde viniste, es un sitio diferente, donde juegan a matar, pero extrañas el denso smog, el caos y la desolación”.


“Estoy entrando a los 30 y me pasé en pandemia, es curioso, eso también cambia mi forma de ver el mundo. Yo veo el disco de Ciudad Soledad, y veo que hablo de la escena nocturna poblana y me parece hasta nostálgico, como si hubiera ocurrido hace mucho tiempo, porque la vida underground nocturna no ha regresado ¿quién sabe si uno envejece ó nos avejentó la pandemia? pero no ha regresado la vida nocturna. Salías a buscar la fiesta el viernes y encontrabas a los amigos en el centro ¿quién sabe hacia dónde vamos?"


Carta

“Comenzaré por decirte, que casi todo sigue igual. Mi madre aún zurce mis heridas cuando vuelvo de cantar. Aún suena a lo lejos, entre que cruza la ciudad. O tal vez sea el expreso que no va a ningún lugar. Todavía el sol al oeste duerme y del este sale a caminar. Y ese gato que venía a verme, todavía le sirvo de cenar”

“A lo mejor sigo en la necia del rock and roll, recién me he desenvuelto en otras colonias. Me mudé, y he conocido otros lugares, encontré un foro de hip hop, con mucha gente, jóvenes y grandes, el underground sigue existiendo. Yo creo que mucha gente de mi edad se está desencantando, ya tuvieron hijos, o ya se casaron o encontraron una vida más estable, entonces ya no hay mucho que ver, por eso yo sigo en la necesidad de cantar. Mi lírica va sacando tropos literarios e intento que tenga un dejo de juventud, sin caer en la chavoruques, para que se sumen a tener un lado contracultural y rebelde".


“Compuse mucho sobre los Millennials, son tiempos difíciles, de incertidumbre, los tiempos siguen siendo inciertos y se necesita de alguien que diga las cosas. Calamaro dice que el compromiso del artista es con la verdad, seguir siendo sinceros, hablar sin tapujos, ya sea de política, el tema que sea. Yo digo que el arte carece de moralidad, son temas que sacan ámpula, pero hablar de cosas que no siempre se pueden decir, te hacen contestatario”.


Sarcófago


“Si la ciudad se pone un disfraz y los ángeles nocturnos comienzan a volar, nos vamos a buscar algún viejo bar, donde ponerse inconscientes e importunar a la gente de oscuro antifaz”.


Las netas sobre la ciudad, los temas prohibidos, los escrúpulos, Iván dice: “La ficción que vivimos, económica. El anhelo al consumo, a la posición social, tengo conflicto con eso; cuando la gente quiere escalar, se endeudan. El ser más grande en el eslabón, del capitalismo rapaz, hay que plantearlo. Yo soy de hablar de la depresión y tristeza entre líneas, esto de ´vibrar alto´ enferma, molesta. Hay muchas cosas de las que se debe cantar. Hay mucho por lo cual escribir, no creo que con un sencillo abarques mucho. Esa falsa idea de los negocios, es complicada cuando uno quiere hacer arte. Estoy como ejemplo, puedo vivir de lo que hago, no me gusta mucho la frase pero, es seguir siendo juglar de estos tiempos”.


En Casa


“Me he quedado en casa a tejer con estambre un suéter a rayas un deseo constante de tenerte entre mis brazos, poder abrazarte y pedirte que no vuelvas a alejarte. Me he quedado en casa y esto es una lata, solo sopa campbells y cerveza en lata”.