top of page

Enigma, un debut fallido en Avándaro

Ildefonso López / Subterráneos


Puerto Escondido, Oaxaca a 7 de septiembre de 2022. En el mes de mayo entrevisté a Héctor Zenil “Virgo” ex baterista de Enigma para hablar acerca de los cincuenta años del primer disco homónimo de Enigma, había tratado de acércame a Carlos “Escorpión” González Rodríguez, pero Eusebio Contreras amigo muy cercano de la banda me comentó que era imposible, lamentablemente Carlos partió el 17 de agosto para encontrarse con sus hermanos Pablo “Cáncer ̈ y Sergio “Acuario”.


Este es un extracto de la entrevista con Héctor Zenil y que acordamos que aparecería en septiembre en las fechas cercanas al 11 de septiembre porque en el marco del festival de Avándaro la banda Enigma iba a debutar.


En el festival de Avándaro hubo grandes ausentes que en ese momento tenían un gran éxito en el gusto del público me atrevo a mencionar a “La Revolución de Emiliano Zapata”, “Love Army”, “Javier Bátiz”. En su momento Armando Molina explicó que los organizadores solo querían dos grupos, La Revolución de Emiliano Zapata y Javier Bátiz con su grupo La Máquina del Sonido, con un presupuesto de 40 mil pesos que Bátiz se lo quería llevar por su actuación, así que hubo grandes cambios en el elenco.


Enigma no estuvo en elenco de Avándaro, por qué no hay registros


Héctor Zenil: “Realmente nosotros no estábamos anunciados originalmente en el poster, ni en repertorio oficial. Cuando se le convence a Armando Molina que nos incluya quitándole media hora a el Three Souls in my mind, y nosotros en media hora teníamos que hacer publicidad de que estamos ahí”.


Mucho tiempo se habló que si gobernación o la CIA, vigilaba el festival a través del sobrevuelo de un helicóptero. ¿Quién estaba detrás de esos vuelos?

“A la disquera CBS se le ocurrió alquilar un helicóptero para lanzar volantes los cuales tenían la siguiente leyenda; con Tequila y Enigma”


Los grupos que Armando Molina manejaba en su mayoría, eran los que incluyó para el festival ¿Cómo lo persuadieron para que los incluyera?

“Casi, casi le torcieron la mano para que nos metiera, sino no le daban su carta de retiro, además tenía muchos pendientes con la compañía CBS”.


No había opción para Molina


“Acepto Molina meternos, se mandó el helicóptero y se lanzó los volantes, mandaron por nuestro equipo, la camioneta que pasó por el equipo de todos los grupos, también pasó por el nuestro y se fue, lo subieron al escenario donde estuvo los tres días que duró el festival. En el mismo camión que pasó Armando Nava, Peace and Love, el Ritual y todos ellos, pasó por nosotros los de Enigma, llegamos todos juntos al festival a mediodía, todos llegamos juntos, nos bajamos del autobús echando relajo”.

Enigmáticos


“No era una banda de llevarse de cuartas con nadie, éramos enigmáticos, nos conocíamos aparte, éramos muy cuates, nos llevábamos de maravilla con todos, pero con mucho respeto, veníamos saliendo del cascarón, todos los demás eran músicos ya recocidos tenían ya un millón de amigos atrás del escenario”.


Era su gran debut en un gran escenario con horario no muy favorable ¿Qué iban hacer faltaban muchas horas?


“Nosotros dijimos es la una de la tarde, vamos a tocar hasta las 6 de la mañana, queremos llegar darnos un baño, no queríamos estar en festival como público, queríamos prepararnos para nuestra tocada iba a ser nuestro debut, queríamos que hiciera historia nuestra presentación, teníamos preparado un buen show, dar todo en el escenario”.


¿Se alojaron en Valle de Bravo?


“Queríamos descansar afinar guitarras, entonces le dijimos a Armando Molina a donde podemos descansar y nos mandó a tras del escenario donde había carpas y sillas, llegamos y estaba atiborrado, invadido de todo mundo, no solo músicos era gente de todo, no había una sola silla, un solo catre, no había nada, entonces estuvimos un rato parado y todo el rollo, era mucho tiempo”.


La conspiración


“Le preguntamos a Armando Molina si había hecho reservaciones en algún hotel, nos dijo que si, yo creo que en ese momento se le ocurrió deshacerse de nosotros de la misma forma en que le hicieron manita de puerco, no sé la verdad, porque con él no podías saber si estaba en sus planes maquiavélicos hacer eso o simplemente no se fijó en lo que hizo”.


El éxodo bajo la lluvia


“Según él había un hotel en la parte de abajo de Avándaro y en la parte de arriba otro, prácticamente eran el mismo hotel. Entonces nos dijo van al hotel ya hay reservaciones para los grupos y les dices que es del festival y hay te dan un cuarto o lo que sea.


“Nos fuimos los de Enigma éramos como seis o siete, nos fuimos caminando hacia arriba cansadísimos, escalamos, escalamos y caminamos unos kilómetros; llegamos y nos dijeron; no hay nada. El mismo encargado nos dijo que había otro hotel en la parte de abajo, o sea que el festival quedaba en medio, pasando lo del festival esta otra sucursal y quizá ahí habrían reservado”.


“Volvimos a caminar todos los kilómetros que subimos ahora ya con lluvia y con lodo. Llegamos al hotel de abajo y tampoco había nada ya eran como las once de la noche y estábamos muertos después de haber caminado mucho ya con lluvia y todo”.


La decisión de no pasar a la historia


“Así como estábamos, decidimos ya no regresar al festival, estaba un camión que decía México, no recuerdo bien solo tenía 16 años ellos tomaban las decisiones, cuando desperté estábamos entrando por Vallejo”.


¿Se las aplicó Armando?

“No tocamos, estuvieron los volantes, nuestro equipo y nosotros. No sé si nos la haya aplicado (risas)”.


Crédito de fotos: Eusebio Contreras


***

Visita nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube y Tik Tok


Коментарі


bottom of page