Cine hecho por niños afromexicanos




Patti López / Subterráneos


*El cortometraje Un viaje a Marte, fue realizado por niños del colectivo Casa Coyolillo, durante un taller artístico y está disponible en FilminLatino


Puebla, Puebla; 24 de agosto de 2020. La historia de Alexander, un niño afromexicano que sueña con llegar a otro planeta, y que es contada en el cortometraje Un viaje a Marte, puede ser vista temporalmente a través de la plataforma FilminLatino, dentro de su selección “Pequeños cineastas”.


Ser un cosmonauta y llegar hasta planetas lejanos, es el sueño de cualquier niñ@, y también lo soñaban los hermanos Bladimir y Naidelin López, escritores de la historia Un viaje a Marte, un cortometraje que nació a partir de un taller realizado en un curso de verano impartido por la cineasta Bárbara Moreno en Casa Coyolillo, en la comunidad de Coyolillo, Veracruz.

El trabajo se fue construyendo poco a poco y con las colaboraciones de la comunidad, en torno al colectivo Casa Coyolillo. El proceso fue, primero, recopilar historias, la elegida fue la de Naidelin y Bladimir, quién se convirtió también en Alexander, el protagonista de la historia. El paso siguiente, pensar en las escenas, espacios, locaciones, actores, que se fueron logrando con el trabajo conjunto.


¿Cómo logra llegar un niño afromexicano a Marte? La respuesta es, una nave especial-espacial (como es llamada en el cortometraje), su estructura y elementos nos los explica Bárbara Moreno “Platicamos la idea de hacer una nave al estilo de Coyolillo, debía tener flores del carnaval y una máscara, eso fue muy bonito, y eso a mí como tallerista siempre me interesa, no irnos con las narrativas dominantes, no pensar que las naves espaciales son sólo de una manera, nosotros hicimos un ejercicio de ficción”. Bladimir por su parte en entrevista, nos cuenta que ante la falta de recursos tuvieron que usar más la imaginación y recurrir a materiales reciclables.


Bárbara nos cuenta que la filmación se hizo en un par de días y que las responsabilidades se iban rotando, además nos dice sentirse sorprendida con el compromiso y la disposición para trabajar en la comunidad.



En cuanto a Coyolillo como pueblo afro, la cineasta nos comenta que encuentra particularidades como su alegría, el gusto por la música, “el relajo”, habilidades corporales, específicamente nos cuenta de la escena de las habitantes de Marte con el hula-hula que aparece en el cortometraje: “era el momento en el que tod@s estaban aprendiendo y prácticamente todos y todas eran buenísimos, lo hacían con una gran facilidad”.


Los niños nos cuentan que la experiencia de participar fue muy bonita."Además de escribir esa historia, pudimos transformarla en algo real y participar en ella, me ha gustado hacer cine y por supuesto que haría más”, dice Naidelin López, mientras su hermano Bladimir expresa que fue algo asombroso, muy divertido y quiere también seguir haciéndolo.


Por último Bárbara Moreno nos comparte que se siente muy feliz porque esta es una manera de tomarlos en cuenta: “significa que nos volteen a ver y que le den la seriedad al trabajo que hacemos tanto los niños, como los talleristas y las casas culturales, ya que sí somos parte del cine nacional, aunque no seamos parte de la industria que genera capital, pero estamos creando contenido que habla de quiénes son éstos niños, qué piensan, qué imaginan y esperamos mucha gente pueda ver este cortometraje, compartirlo, comentarlo”.

Un viaje a Marte llegó a FilminLatino a través del Festival de Oftálmica Niños, donde quedó seleccionado. La colección donde se incluye es llamada “Pequeños cineastas”, se realiza a propósito del Día del Cine Mexicano que se celebra cada 15 de agosto. Se puede ver de forma gratuita, pero hay que registrarse en la plataforma.


Aquí te dejamos el link para que lo disfrutes:

https://www.filminlatino.mx/corto/un-viaje-a-marte


CONTACTO

© 2020