20 Años en el Camino del Blues y el Rock and Roll

Texto: Ildefonso López, Fotos de Cristóbal y Flo/Subterráneos


10 de Noviembre de 2021. Hikuri, está por celebrar 20 años en el blues y el rock and roll, con cuatro producciones bajo el brazo, le apostaron a la autogestión.Desde el “ El callejón del Blues”, que es su trinchera en la colonia la Loma en la periferia de la ciudad de Puebla, hoy convertido en un Centro Cultural de puerta abiertas al barrio, desde hace cinco años. Actualmente tienen talleres para niños y adultos, conciertos con grupos locales o de fuera, no solo de blues, también se han abierto a otros géneros. Los asistentes vienen muchas veces acompañando a las bandas pero en su gran mayoría son del barrio, un público muy honesto que con solo escuchar los primeros acordes de la prueba de sonido, se acercan y valoran, si regresan o no, que por lo regular es siempre, a veces en un ensayo preguntan si hay “Toquin” por la noche, siempre dispuestos a participar.


Descentralizar la cultura ha resultado un buen ejemplo a seguir, para romper la monotonía del individualismo y dar paso a la colectividad.


Para abundar más nos contactamos con Adolfo, bajo y vocales y Lud Ortiz, guitarra y vocales, miembros fundadores de la banda para hablar de estos veinte años de música por las calles de Puebla y su quehacer como artistas:


“Nos tocó la fortuna de qué el mismo trabajo hizo que nos desarrollemos y dio la oportunidad de pisar varios escenarios, desde escenarios muy grandes a escenarios de banqueta, dirían, tenemos la fortuna de que la respuesta de la gente siempre ha sido muy buena, y ha servido de impulso para nosotros, para seguir creando y sobre todo para tener ese ánimo siempre siempre arriba, para las presentaciones que vienen, son 20 años de constancia a pesar de la de la pandemia se ha seguido creando y produciendo, se ha mantenido el proyecto de Hikuri en los oídos de la gente gracias a las redes sociales, hemos llegado a diferentes estados y países en esta pandemia, se hicieron transmisiones en vivo con hermanos de Chile, con amigos de Colombia, esto sin olvidar a los amigos, los compañeros que tenemos aquí dentro del país, son 20 años, cuatro producciones musicales: Entre el Rock y el Blues, Noctámbulo, Vivir en Ámbar y este reciente como lo menciona mi hermano, el Blues en la Lengua, hemos participado en varios acoplados y pues somos una banda que participa con varios proyectos sociales, nos gusta ser participativos y nos gusta ir tomando fuerza, más experiencia, tocando lo que nos gusta, son 20 años de constancia ininterrumpidos y sobre todo. este tiempo ha pasado como agua, o como dice el dicho; somos un caudal que sigue su paso, sigue su camino y pues las cosas buenas las vamos tomando como impulso y experiencia y las cosas malas las vamos haciendo a un lado para seguir nuestro camino”.


“Son 20 años, muy felices de Hikuri.”



El lanzamiento de sus última producción fue en él año 2020, un año no muy bueno para la música, Lud Ortiz lleva la primera voz :


“Blues en la Lengua, fue lanzado en 2020 contiene 12 temas y cuenta con la colaboración de Diego Illarramendi en la batería, Jessica Salas en los coros, Antonio Larios en la armónica, Adolfo Zapata en la flauta, y Filiberto Cortes en el violín, la base musical de este álbum está más relacionada con un sonido de una banda de rock blues, con una base en la batería bajo y guitarra, vamos sumando lo que son los instrumentos como la armónica, el violín y la flauta para ir vistiendo algunos temas, para ir alimentando, dándole ese balance musical que se puede escuchar en este álbum que ya está en las plataformas digitales y se encuentra también en formato físico, fue intervenido con las ilustraciones de nuestra amiga María Garfias, artista visual de Maravatio, Michoacán, lo cual redondea este álbum. Lo pueden escuchar desde sus celulares o en caso de que nos vean en presentaciones en vivo pueden adquirir alguno de estos discos en físicos”


¿Qué temas de este disco han gustado más?


“Todos los temas han sido bien recibidos pues antes de ser grabados los hemos interpretado en conciertos, los más sonados han sido Taza de Café, El Blues es Vida y Epitafio”


Del primer disco al último ¿Qué ha cambiado?


“Del primer disco al último pasaron tres presidentes, entonces imagínense la cantidad de cambios. En cuestiones técnicas muchos cambios, era muy difícil grabar de forma independiente, ya nos tocó una generación donde las computadoras hacían mucho, desde lo más básico, que era grabar discos compactos, hasta llegar aún estudio de grabación profesional, un poco más al alcance, no son baratos pero están al alcance”.


“Musicalmente hablando ha evolucionado, han pasado varios músicos, son cuatro producciones, de la primera a la más reciente se nota, no la madurez, sino la evolución, que se va dando a través de del tiempo, reforzada siempre por el trabajo y el estudio”


“Los cuatro discos son son una muestra, son una caja; cuando los escuchan nos transportan a una época y son atemporales, han marcado de una forma al escucha y a nosotros. No ha pasado el tiempo, lo seguimos escuchando y nos sigue emocionando, vamos observando también que la temática que tratamos es una temática social, no se ha transformado en mucho, no han perdido vigencia y si escuchamos, el disco Entre el Rock y el Blues, ya tiene 15 años que salió, años más años menos, nos sigue emocionando escucharlo y se siguen escuchando canciones tan actuales como, La Negra Ciudad o como Besos de Alcoba, que son canciones que escuchábamos y creamos hace 20 años y hoy en la actualidad, las escuchamos y siguen siendo unos temas, ¡mira me emociona hablar tanto de esos discos!, que nos siguen causando esas mismas sensaciones de alegría y de nostalgia entonces esos 20 años han marcado la intención de seguir el camino”


El blues se convirtió en un ritmo muy festivo, al urbanizarse,y fusionarse con otros ritmos, como el Boogie Boogie y Swim que a la vez dieron paso a otros subgéneros, estos ritmos hacían bailar al público. ¿Qué ha pasado, porqué el Blues remite a esa música aburrida y lenta?


Lud toma la palabra:


“Pensamos que esa percepción viene a ser más por el desconocimiento del escucha, cuando tienes una formación musical o alguna influencia, por amistades o por cuestiones también académicas, y llegas a escuchar el blues, empiezas a digerir, éste empieza ya a sonar, a retumbar en tu mente en tu corazón y poco a poco empieza uno a tener ese ese contacto, básicamente se eliminan esos conceptos, de que es aburrido entonces tiene esa capacidad de ser emocionante”


“Existe el blues alegre o muy, muy muy melancólicos, provocan algo, nos transformamos, nos llevan a un estado del que ya no regresas igual, después de escuchar un buen blues”


Adolfo interviene y como si fuera un slapping


“Digamos que es como hacer el amor, lo puedes hacer lento y nunca va a ser aburrido, lo puedes hacer rápido y no va a ser aburrido, es la percepción de cada quien de cada alma de cada cuerpo y de cada neurona que se mueve a través de la música, en ese caso del blues”


En los parámetros de la música se forma una especie de Torre de Babel, ¿Hay diferencia entre el blues y el Rock and Roll?


Habla Lud:


“El rock’n’roll está considerado como el hijo del blues, tiene en su ADN la base del blues, del blues rítmico, le da sentido y la autenticidad le da el alma al rock’n’roll por eso funciona”.


“En el contexto histórico que se vivía en los Estados Unidos del siglo XX, el Blues tomó el nombre de Rock and Roll, y lo puso en boga Elvis Presley, paralelamente Chuck Berry tenía como éxito Jhonny B. Goode”


En nuestro caso, es importante hacer un buen rock’n’roll, porque es tener nuestra raíz, es nuestra base musical donde tenemos que hacerlo bien, sino ya vendría a ser un rock pasteurizado, sin esencia, básicamente es uno de los elementos que defendemos del Blues y del Rock and Roll”


Adolfo Ortiz interviene con una metáfora:


“No todos los hijos son buenos entonces habrá géneros posteriores al rock qué dirán, este hijo como que no lo reconozco. Pero la oveja negra son los papás, del jazz y el blues, da como resultado el ritmo acelerado del blues, y es el rock’n’roll. Entonces el rock y el blues pues tienen una hermandad, es familiar, para nosotros si son, son muy parecidos, porque vienen de la misma raíz y el otro es el tronco, porque de ahí van a salir muchas ramas y muchos frutos, muchos frutos podridos como otros géneros”.


“También hay que tomar en cuenta que aparte de la semilla que viene del tronco, es con lo que se riegan hoy, en este caso el blues y el rock se han regado con mucho esfuerzo y con mucho sudor, con muchas lágrimas pero también con muchas alegrías, siempre irán de la mano, el camino todavía es largo”


Uno de los temas recurrentes dentro del blues, es que si se debe cantar en su idioma original a pesar de que llevamos más de 60 años de hacer rock y blues en español.

¿Por qué se niega hacer blues en español?

Loud responde:


“Esa percepción se da en los puristas, si se tiene ese concepto es válido. Sin embargo se mueve dirían, sin embargo existe y en México tenemos excelentes exponentes, nosotros los consideramos nuestros maestros, al empezar a escuchar nuestro blues mexicano, dan una identidad muy fuerte a partir del sonido que se va produciendo y las voces que van gestando a partir de la lírica, con nuestros maestros Guillermo Briseño y José Cruz, el blues que evolucionó con Betsy Pecanins y la maestra Nina Galindo, follaje, nos dieron unas canciones que las consideramos unos himnos. Cuando arrancamos Hikuri las primeras rolas, además de qué estábamos haciendo lo nuestro, vinieron de ellos, para nosotros es importante hacerlo en español sobre todo por cuestiones de identidad, de identidad mexicana, de identidad poblana, es el registro de nuestras vivencias, en lo social y político, el blues nos ha funcionado mucho como un vehículo sonoro, que nos va acompañando para ir plasmando esas historias, esas vivencias. Definitivamente para nosotros el blues en español existe aunque lo niegan algunos, y sin embargo se mueve”


Con la precisión de un bajista Adolfo retoma la charla:


“Hay que tomar en cuenta que el idioma castellano es una lengua romance, entonces para la cuestión armónica-lírica en la música, es muy rítmico su fraseo, se puede acomodar, el mismo lenguaje hace que se vaya acomodando. Hay un diccionario con cientos de palabras que sirven para formar canciones, al igual que los acordes”


“El blues existe en habla hispana como otros idiomas, el blues existe desde el momento que siga habiendo desigualdad en las calles, en el campo y pues hay calles en Puebla y calles en ciudad de México, en todo México hay campo, hay selvas entonces ese blues ese sentimiento siempre va a brotar. El blues en español es tan fuerte que ya se escucha en otros lados, es un género que ha crecido y se ha ido ganando poco a poco su valor, su reconocimiento y sobretodo lo vuelvo a mencionar a lo constancia de los grupos, desde los años sesentas hasta ahorita los dos miles, pues siguen creándose canciones que son dignos representantes del blues mexicano en español”.


¿Qué le depara el futuro a Hikuri, hay buenos augurios?


“ Nos invitaron a participar en el Festival Arxfest de Maravatio, Michoacán, el festival es del 12 al 14, nosotros estaremos en el ombligo, el 13 de noviembre.


“El 20 de noviembre celebramos 20 años de carrera ininterrumpida de Hikuri, lo vamos a celebrar con un concierto en el centro cultural del Callejón del Blues con músicos invitados como es costumbre en cada aniversario, también vamos a cerrar el año con algunas invitaciones que tenemos en Tlaxcala”.


“El próximo año lo esperamos con muchas ganas para ponernos al parejo como dicen, para recuperar los conciertos pospuestos en esta pandemia, tenemos que hacer la presentación masiva del disco, aunque lo presentamos formalmente en un formato con sana distancia y con cupo limitado, tenemos la intención de seguir promocionando este disco, lo tenemos de manera física aunque está en diversas plataformas, buscamos que lo tenga la mayor cantidad de gente que disfruta del rock en español, es un disco muy bonito, está mal que yo lo diga pero tenemos ese gusto de impulsarlo”


“Para el próximo año cumpliremos 21 años, siempre dignos de celebrar, en el movimiento independiente el cumplir años, es un logro siempre. Para cumplir 21 años de constancia lo tenemos que celebrar de manera viva, de una manera especial para la gente que nos sigue y sobre para la gente que no nos conoce, es otra forma de irnos poniendo al tanto, de que existe un grupo de blues y rock en la ciudad de Puebla que hace cosas en español, con 4 discos independientes, pero sobre todo con calidad y con una propuesta que va desde los temas de amor... apasionado, de un amor de fuerza, hasta los temas sociales que reflejan lo que vivimos a diario, no inventamos solamente los transformamos en música, los transformamos en letras, los ponemos en los oídos de la gente que vive a diario, es lo que buscamos a corto, y mediano plazo”.


“A largo plazo, es concretar los temas, que empiecen a sonar temas que hemos compuesto en estos meses, queremos que nos identifiquen por la labor y la responsabilidad que se tiene como músico, artista y sobretodo como ciudadano, hay que hacer un canto fuerte que se escuche que retumbe, que anide en los corazones, que haga mella, que salga por la garganta, que quede en libertad por la boca y sobre todo encuentre oídos en estos lugares donde se han hechos sordos por mucho tiempo y cuando los oídos son sordos hay que gritar y ese grito tiene que salir siempre del corazón, tiene que ser un blues un rock firme y constante ante todo, pues muchas gracias estamos en comunicación yo soy Adolfo bajista vocalista y fundador del grupo de blues poblano orgullosamente poblano con la Franja tatuada y la cemitas en la papada...Hikuri”


Loud cierra la charla con un lick de blues.


“yo soy Ludwig muchísimas gracias por la entrevista y nos vemos pronto, abrazos y saludos”