De “festivalitis” y prostitución musical

0326 coronaRock y cerveza en exceso ponen en peligro a la continuidad de festivales

De “festivalitis” y prostitución musical

Marisol H. Castañeda, Subterráneos

*Corona Music Fest, gira de conciertos realizada en Puebla desde el 2009, donde predominan los disturbios, robos, falta de organización y el amparo de las autoridades

Puebla, Puebla. 24 de marzo 2014. La industria musical (en especial la creación de “festivales y conciertos”) en México, va tomando un éxito avasallador, productores, promotores, músicos y demás intermediarios lucran a diestra y siniestra con la escena musical, no importa el género ni el lugar, mucho menos la edad del público, se trata de competir por “atraer” el mayor número de “melómanos”.

Poco a poco el auge de los festivales va tomando terreno, cerveceras, promotores independientes y el gran monstruo Ocesa, compiten por realizar cuanto concierto se presente, y como si eso no bastará, se adentran a la “festivalitis”.

En los últimos años hemos sido testigos de la “festival generation”, donde la música que se escucha a nivel global en ocasiones es determinada por los carteles de festivales, como el Lollapalooza (Chicago), Glastonbury (Inglaterra), Coachella (California) o Corona Capital (México).

Contextualizando a nivel nacional, festivales van y vienen, pero pocos logran permanecer. Ante el aumento de la demanda musical, los promotores se han dado a la tarea de realizar cualquier tipo de propuesta musical, desde rock hasta electrónica. En México y en las ciudades más importantes existe una lista de festivales como el Vive Latino, Corona Capital, NRML, Ceremonia, Bahidorá, Cumbre Tajín, RMX, Corona Fest, entre otros, que reúnen a músicos de la escena local, nacional e internacional.

Con el auge de los festivales, las cerveceras apuntan hacia un target bien definido y realizan por su cuenta conciertos con agrupaciones “populares”, donde el alcohol se reparte a diestra y siniestra, y la organización de dichos eventos es muchas veces cuestionada. ¿Qué pasa cuando un festival se anuncia con bombo y platillo pero al final de cuentas es un mero producto marketero, que deja de lado las propuestas con contenido?

Mucho se ha hablado sobre la prostitución de la industria musical. En México se ha cuestionado a grandes promotores como Ocesa, sin embargo también cabe mencionar a las cerveceras y promotores independientes, que optan por realizar y/o promocionar eventos musicales que en la mayoría de las veces son efímeros y no logran una trascendencia.

En México abundan los conciertos, festivales y presentaciones musicales pero de igual manera en ciudades como Puebla, Guadalajara, Monterrey, etc se ha dado un auge.

Puebla es considerada “ciudad universitaria” ya que la gran parte de la población que habita es joven, de ahí que sea un mercado con gran demanda musical. Muestra de ello son los festivales que se han realizado en los últimos años como el “Indio Emergente” “Festival 782918” “Día de Campo Albino” y sin duda el más representativo es el “Corona Fest”.

El Corona Fest es realizado por Grupo Modelo (una de las marcas cerveceras más conocidas a nivel internacional) y recorre gran parte de la República Mexicana con músicos reconocidos. Para esta edición el público eligió el “arte del cartel” y fue a través de la cuenta twitter del mismo festival, que se develaron las bandas que conformarían la emisión 2014.
A pesar del esfuerzo que hacen las cerveceras por organizar cuanto concierto puedan aún hay problemas logísticos, desde la seguridad hasta el acceso a menores de edad.

En charla con varios asistentes al Corona Fest nos comentan lo siguiente:

“Al ser un evento masivo y donde se involucra el alcohol, menores de edad y gente loca, si llega a salirse de control. Cuando acaba el concierto, es un desmadre. Encuentras gente tirada por todos lados, además de drogados y borrachos. Uno se acostumbra a salir mojado por el agua de riñón (orines), golpeado y manoseado.” Angie Rocker

“Cada vez que se realiza el Corona Fest es un desastre el acceso y la salida, las vías para entrar en transporte se atrofian, la seguridad no se da a vasto ante tanta gente, dejan entrar a menores de edad y les venden alcohol, pueden estar aplastándote contra las vallas y los de seguridad no se inmutan, mientras que los organizadores optan por no salir para no arriesgarse. Si la zona corona es un caos imagínense la zona general”: Gema Moreno.

Las quejas de los asistentes se hacen cada vez más latentes, sin embargo muchos opinan que los costos de cierta manera son “accesibles”: “compras tu six de cervezas y te dan de 1 a 2 pulseras, claro que también está la *tranza* de los depósitos cerveceros, a veces encuentras los boletos más baratos con los revendedores que en los puntos de venta oficiales” comenta Angie.

Disturbios, robos, falta de organización es lo que año con año se presencia en uno de los festivales más populares de la república mexicana. Sofía Domínguez comenta que “las veces que ha ido a este festival ha visto cómo se han robado las cámaras que están en las grúas, además de encontrarse a chavos inconscientes tirados en el piso”. Sin embargo es un evento que ya marca cierta tendencia en Puebla, debido a las bandas que se presentan.

En opinión de un ex trabajador de Protección Civil de Puebla, por lo regular en este tipo de conciertos no existe mucha regulación, es decir, a los organizadores les interesa muy poco que los menores de edad sean los que más consuman, al final de cuentas es su negocio y lo que buscan es ver reflejadas las ganancias. Me ha tocado ver a cientos de niñas desmayadas, muchos menores consumiendo estupefacientes, gente desenfrenada que hace caso omiso de las medidas de seguridad y que provocan un caos tremendo. La gente de seguridad no se da a vasto ante la presencia de tantas personas y por ende son burlados fácilmente.

Aventones, peleas, poca seguridad, venta de alcohol a menores, precios elevados, robos, basura por doquier, personas inconscientes en el piso, robo de cualquier tipo de objetos, venta de drogas y demás percances son visibles año tras año en el Corona Music Fest. Además de ser una propuesta musical ya desgastada que repite año con año a determinadas bandas como Kinky, Molotov o la Gusana Ciega.

Pese a ser un concierto cuya aparente finalidad es “impulsar” a bandas nacionales, se ha convertido en un festival repetitivo, es decir, las mismas propuestas musicales se escuchan una y otra vez, y pocas veces se da paso a bandas emergentes de la escena local. La fórmula que funciona para este tipo de conciertos es el “alcohol” dejando de lado las propuestas musicales que abundan en la ciudad.

Para la emisión de 2014, el Corona Fest traerá a bandas como Café Tacvba, Molotov, Hello Seahorse, La Gusana Ciega, Los Angeles Azules, Los Pericos, Inspector, Fobia, Zurdok, Los Bunkers, Los Daniel, Víctimas del Doctor Cerebro, Sussi 4, DLD, entre otros. El cartel que se presentará en Puebla el próximo 29 de Marzo en Canchas de Fútbol Xaltepec, incluye a Molotov, Kinky, Los Ángeles Azules, Zurdok, Sussie 4 y Jumbo. El evento es gratuito en la compra de producto Corona en Modeloramas, Super Ya, y tiendas participantes.

 

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message


Subterráneos © 2017 All Rights Reserved

Alternativas culturales desde Puebla

Theme by WPShower

Powered by WordPress