Colectivo Amable, cinco mentes, cinco talentos

0129 Tlaxcala Colectivo Amable 1Historias a través de la ilustración

Colectivo Amable, cinco mentes, cinco talentos

Karla González/Subterráneos

Tlaxcala, Tlaxcala. 29 de enero 2014. ¿Qué ocurre cuándo se juntan cinco chicos interesados por la adivinación del futuro e historias de fantasmas, con la imaginación, y además, cada uno con un talento especial para las artes? Surge Colectivo Amable cuyo objetivo es compartir la manera en que sus integrantes ven al mundo, a través de ilustraciones elaboradas con la técnica de cadáveres exquisitos. Es así como surgen dibujos a cuatro manos, que engloban distintos puntos de vista. Cada integrante añade elementos a la obra y el resultado es muy especial.
Como resultado del trabajo de Colectivo Amable, surgió el libro ¿Cómo terminó la humanidad? Editado en enero del 2013 por el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, como parte del apoyo al Encuentro Regional de Narrativa “Los Fabuladores”. Este libro se conforma de mini ficciones, que no rebasan las 250 palabras, y por ilustraciones del Colectivo Amable. Las mini ficciones corren a cargo del escritor José Luis Zárate Herrera, con larga trayectoria en el género de Ciencia Ficción y con números reconocimientos en su carrera.
Platicamos con Olivia Teroba, integrante del Colectivo Amable, encargada de la difusión de este proyecto y esto es lo que nos compartió.

¿Quiénes integran el Colectivo Amable?
— Emerson Balderas, quien es el amigo en común de todos los integrantes. Él es de Guaymas, Sonora y se dedica a la pintura; Emmanuel Eduardo, quien es de Oaxaca, y se especializa en animación; Yanina Pelle, de Argentina, quien se dedica a la escultura, y Víctor Lucero, quien realiza dibujo y pintura, él es del Distrito Federal. Y además estoy yo, que soy de Tlaxcala y soy escritora (Olivia Teroba).
“Es curioso, porque cada quien se dedica a cosas muy distintas, pero dentro del colectivo las funciones son muy específicas. Los chicos se encargan de la ilustración y el dibujo, tanto individual como colectivamente. Yo me dedico a la edición, difusión y gestión de la participación de Colectivo Amable en ferias del libro y festivales de publicaciones independientes.

¿Por qué surge la necesidad de armar este grupo?
—Para materializar sueños y amistades. Los chicos ya hacían los cadáveres, desde antes de que yo los conociera. Entre clase, sólo por diversión. Yo un día los vi y me encantaron. Estaban viajadísimos, y sobre todo divertidos. Además cuando alguien hace algo sin pretensiones se nota, sólo lo haces y ya, sin alzarte, sin creer que lo que haces es la panacea del arte. Y eso para mí es algo bueno en una obra.

“En fin, yo que estoy más involucrada en el mundo literario, imaginé como sería ver esos dibujos ilustrando textos. Pero con dibujos tan complejos el texto tenía que ser corto, conciso pero sustancial. Recordé a José Luis Zárate, un escritor poblano muy conocido en Twitter, súper ingenioso y buena onda. Y entonces até cabos, y proyecté lo que sería nuestro libro llamado ¿Cómo terminó la humanidad?
Después del libro, el Colectivo se consolidó como tal. Ahora hay muchos proyectos por hacer, de índoles distintas, pero el proceso de trabajo sigue siendo el mismo: un grupo de amigos que se reúnen por diversión, para crear objetos artísticos, sensibles y reflexivos; y después compartirlos con el mundo, trabajar porque cada vez más personas conozcan lo que hacemos. Como todo artista, el chiste es que la obra se comparta, y se enriquezca de lo que piensan los lectores o espectadores.

Háblanos un poco sobre el proceso creativo del libro ¿Cómo terminó la humanidad?
—Lo primero fue imaginarlo todo, planearlo, y después ya organizar el proyecto. Una vez que los chicos y José Luis aceptaron participar, planteamos que el libro tuviese dos partes: una de trabajos individuales hechos a partir de cada microcuento, que recibió el nombre de “Ilustrar”, y otra de trabajos colectivos que se llamaría “Ficcionalizar”. Queríamos darle un enfoque diferente, más allá de la típica ilustración. Queríamos que el trabajo de interpretación fuera mutuo, que el escritor también viviera el reto de crear a partir de la obra de otros. Y nos gustaron los resultados.

¿Cuál ha sido el apoyo para crear este colectivo y producir las obras que de él derivan? ¿Han recibido apoyo por parte de instituciones gubernamentales?
—La creación del colectivo en sí fue totalmente independiente. Hemos recibido apoyo para proyectos específicos. Para la impresión del libro fuimos apoyados por el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura. Después, hemos sido apoyados por amigos y por organizaciones independientes. Por ejemplo Editorial Cariátide, que nos dejó vender con ellos en la FIL del Zócalo, o Fundación Alumnos 47, que se llevará algunas ediciones a la Feria de Arte de Los Ángeles, este 31 de enero.

¿Cuáles son los proyectos a futuro? ¿Qué se quiere lograr, cuáles son sus metas?
—Tenemos un montón de proyectos por hacer. Para empezar, estamos consolidando el trabajo editorial del colectivo en una editorial independiente, de nombre Ediciones Amables. Hemos aprendido mucho sobre gestión en el año que llevamos trabajando, por eso sabemos que es mejor hacer el trabajo por partes, delimitar bien qué hace cada quien. Ediciones Amables, aparte de nuestras creaciones, se encargará de distribuir a algunas editoriales independientes de Argentina, con un contacto que tenemos por allá.
“Pero a gran escala, este proyecto se trata de crear a partir de la amistad, y de que nuestros trabajos logren conectar con el lector, interiorizar el mensaje, más allá de lo funcional. Que muestren nuestra forma de ver e inventar el mundo.

¿Cuál es tu opinión sobre el ámbito de las artes y cultura en Tlaxcala?
—Pues creo que hace falta mucho, mucho. De parte del gobierno, de cualquier partido, siempre ha existido un interés en preservar la cultura que caracteriza al estado, per o en el ámbito de lo tradicional como ferias, el carnaval, las corridas de toros, el arte barroco de las iglesias, etc. Pero creo que hace falta algo más, que empieza por cambiar nuestra perspectiva de lo que es arte y de lo que es cultura.

“Hay que mirar ese mundo como algo cercano, cotidiano, no sólo pinturas aburridas que se ven en los museos, o lecturas en voz alta de escritores para escritores. No, lo mejor es que cada quién pueda descubrir que le gusta del arte, qué le gusta de la cultura, y de ahí irse adentrando, pero también es importante que ese mundo se encuentre a la mano. Que sea fácil tomar un taller, abrir un libro, que haya festivales continuamente, exposiciones de arte contemporáneo, obras de teatro en la calle, incluso cuentacuentos o títeres los domingos. Que en la escuela se hable mucho de arte y literatura, que los amigos lo comenten al salir de clases. Que se haga cotidiano.

“Con el Internet este campo se ha abierto mucho, pero todavía falta trabajarle. Hay que apostar por los jóvenes, porque ahí está el futuro. Abrir ciclos de cine, mesas de trabajo sobre videojuegos, animación, música experimental, talleres de cuento, de cómic. Presentar los resultados al público, dar espacio para nuestros creadores nos muestren lo que saben hacer. Apoyar también a la gente interesada en promover otro tipo de cultura: conciertos de rock, convenciones de animé, festivales de skate o de graffitti, por dar algunos ejemplos. Y promover siempre que la organización y la participación venga de los ciudadanos mismos.

“Y ya de ahí irlo juntando con las actividades que se hacen de por sí, las que preservan la cultura tradicional. Hay que acercar a la gente desde sus propios intereses a este mundo, que es llamado el de “Arte y Cultura”. Y hay que invertirle, mucho, tanto a los proyectos que se generen en el estado como a su difusión. Porque la verdad, es que este ámbito es clave para el desarrollo de nuestro estado”.

De esta forma concluyó la charla con Olivia, y no queda más que dejarles la página de Internet de Colectivo Amable que muestra una parte de este muy particular y talentoso trabajo, el cual demuestra que el arte se puede desarrollar en equipo, y como bien dice Olivia, anulando egos para trabajar por un objetivo en común. El arte se comparte y su fin no es el de crear rock, o en este caso art stars, si no compartir el talento y propiciar la reflexión.

Página web: http://www.colectivoamable.com/
Facebook: Colectivo Amable

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message


Subterráneos © 2017 All Rights Reserved

Alternativas culturales desde Puebla

Theme by WPShower

Powered by WordPress